domingo, noviembre 28, 2010

Algunos lo llaman invierno...


...prefiero llamarlo preparación de la primavera.

(Aprendiendo de la Madre Naturaleza y disculpen el lirismo, que surge al primer símbolo).

No sólo ver el campo yermo y la ausencia de flor y de fruto sino pensar en las semillas enterradas a la espera y la pausada germinación de los brotes y las yemas.

Saber que el florecimiento y la expansión tienen su mucho de paciencia (como ciencia de la paz), de confianza y de perseverancia.

Entregar a lo impensado, las posibilidades de lo futuro. Practicar, emplear la energía y aquietarse, y luego recomenzar. Quien sólo hubiera visto un invierno, no imaginaría que la escarcha preludia y favorece la floración.

Invierno: buen momento para recapitular y proseguir.

La primavera parece lejana pero, debido al rápido paso del tiempo, dentro de poco estaremos de nuevo bañándonos en las piscinas de Alhaurín y meditando tranquilamente a la sombra de los emparrados y los árboles.



Yoga entre fiestas navideñas: últimos martes y miércoles y primeros lunes y martes del año

Fines de Semana de Yoga, Málaga.2011, mayo. junio

Actividades/Talleres

Volver a la página principal

Foto: Victoriano Moreno

6 comentarios:

Rafael Medina dijo...

Deseando estamos esos fines de semana de Yoga, relajación y expansión en Alahurín...Mientras llega la rejuvenecedora Primavera, en el recogimiento auspicioso del lento Invierno, guardemos la semilla en el corazón de la Tierra. Siempre gracias Joaquín.

Mari Paz dijo...

Buen momento para la calma y el sosiego.

carolina dijo...

Que gran reflexión Joaquin!!
y que fotón de Victoriano!!

Sembremos las semillas para la próxima cosecha,descansemos en la cálida oscuridad de nuestro interior y nuestro útero materno.
CAROLINA

carolina pino dijo...

Que gran reflexión Joaquín y que fotón de Victoriano!

Sembremos las semillas para la próxima cosecha y descansemos en la oscuridad de nuestro cuerpo y en el calor de nuestro útero materno.

Carolina

Anónimo dijo...

Acuden a mi memoria los versos de J. R. Jiménez, referidos al Amor, pero aplicables también al "Ser"...

"No has muerto, no. Renaces,
con las rosas, en cada primavera.
Como la vida, tienes
tus hojas secas;
tienes tu nieve, como la vida...
Mas tu tierra,
(amor), está sembrada
de profundas promesas,
que han de cumplirse aún
en el mismo olvido (...)"

Saludos,

Carmen

manueljoseherrera@gmail.com dijo...

Sed felices, todos, las cuatro estacinones del año. Abrazos.