miércoles, julio 13, 2011

grupo de senderismo YOGASALA. Un simple paseo. ¿simple?


Revisando nuestro castellano encuentro la sinonimia entre Naturaleza y Ser, para poder referirme a la Esencia, a la pureza de algo (¿inanimado?) o alguien.
Esta sinonimia, que ahora pienso, no es nueva para mi. De hecho siempre la he sentido, cuando me lo he permitido o más bien cuando la he buscado, incluso inconscientemente.
Separar el grano de la paja, la Esencia de las creencias, el Ser del ego.
Yo, que soy mundano, creo dificultades para mantener a cada una en su sitio y, a menudo, la paja tapona al grano y, a veces, ¿porqué no decirlo? lo contrario. Cuestión de supervivencia.
Sí, afortunadamente conozco mi esencia, y claro, ya sé lo que es la paja. Y me puedo engañar. Pero también conozco el engaño.
En este camino de descubrimiento de mi Ser, la Naturaleza ha sido una maestra anónima, humilde, serena y paciente (muy paciente). Cuando me rodeo de ella mi paja se va disolviendo con los primeros pasos y al cabo de un rato, siempre si quiero, mi ser aflora y se mimetiza con el medio. Respiro. Naturaleza vs. Ser.
¿Cómo no le voy a estar agradecido? Ya veis, puro egoísmo.
Así me he sentido cuando subimos al Pico del cielo, al Huma y a La Maroma. Pero el otro día, en el Chillar descubrí que además lo puedo hacer disfrutando como un niño. Ha pasado una semana y pico y no dejo de asombrarme de como el Agua ayuda a fluir. Esto si que es medicina natural.
En esta ocasión, con menos exigencias físicas, además de alguna que otra foto (je,je,je...) me permití observar al grupo. ¡Que enriquecedor! El mismo destino, el mismo momento, el mismo espacio... y sin embargo que bonito fue como cada uno de nosotros ante una misma dificultad tomaba opciones distintas, como el propio río.
Yo subo la roca, yo la rodeo, yo tomo el sendero, yo voy a la cascada, yo solo los pies, yo pido ayuda, yo ofrezco ayuda, yo me apoyo en el árbol...en fin, la vida.
Individuo-Grupo-Responsabilidad-Tolerancia-Adaptación-Paciencia-Estímulos-Limitaciones...
Todo eso en una mañana.
¿Como no voy a estar agradecido? Ya veis, puro egoísmo.

Gracias por compartir estas vivencias y ojalá nos sigamos encontrando en la búsqueda del "grano".

Un abrazo (con beso por supuesto)

PD. un pequeño recuerdo de ese dia y que compartimos con todos los blogueros(?):


http://vimeo.com/26348989 (con buena resolución)

1 comentario:

jose angel dijo...

Preciosa entrada,imposible describir
mejor las sensaciones que sentimos
entre las aguas del Chillar en un día
perfecto que espero repitamos pronto.