sábado, septiembre 22, 2012

Equilibrio ácido-base en nuestra alimentación y estilos de vida.


En un artículo publicado en www.yogayurvedamag.com, Elena Castells escribe:
"Nuestra alimentación también es altamente acidificante, así como el estrés, la falta de sueño, el tabaquismo... Los síntomas de una acidificación del cuerpo (en un estado incipiente) son: falta de energía, sensación constante de fatiga, dificultad para recuperarse tras un esfuerzo físico, falta de tono vital, dolores de cabeza o incluso migraña, sensación de frío interno, extremidades (manos y/o pies) frios, tendencia a enfermedades, etc... Si la acidosis continua se pueden desarrollar enfermedades como la fatiga crónica, fibromialgia, etc..."

Las listas de trastornos causados por la acidosis son variables, entre los cuales a incluir la candidasis y problemas óseos y dentales.

Es interesante destacar que... "Algunos alimentos dejan en el cuerpo un residuo ácido en la sangre, por lo que son acidificantes. Un alimento puede presentar características alcalinas pero tener un efecto acidificante. Es el caso del azúcar refinado, que se emplea para volver menos ácido el sabor de las frutas. Sin embargo, una vez metabolizado en el cuerpo, producen numerosos ácidos, por lo que son alimentos acidificantes para el organismo." http://es.wikipedia.org/wiki/  y viceversa, como el limón, que siendo ácido tiene un efecto alcalino (o base, lo contrario de ácido) en nuestro cuerpo.

 Aunque las listas varían, en resumidas cuentas, los alimentos ácidos son los que en yoga solemos llamar tamásicos: carne, pescado, huevos, lácteos, café, azúcar, harinas refinadas, alcohol, etc.

Y los alimentos alcalinos (o base, lo contrario de ácido) son los que en yoga se llaman sátvicos: verduras, frutas/frutos, aceites vegetales crudos (sobre todo de oliva), algas y cereales integrales.

La alcalosis es un trastorno raro. En nuestra sociedad impera la acidosis. Basta echar un vistazo a un menú habitual, donde la mayor parte de los alimentos son de carácter ácido.

A destacar la relación que existe entre el equilibrio ácido-base de nuestra alimentación con la actividad renal y con la respiración, pues los pulmones y riñones (órganos relacionados entre sí en la medicina china) trabajan para equilibrar los desequilibrios causados por la alimentación.

Que tu alimento sea tu medicina.

Sé feliz.

Adenda: Si los pulmones y riñones equilibran los desequilibrios causados por la alimentación, entonces lógicamente la alimentación afecta a estos órganos de modo particular.  Y también el estado emocional y mental (que se manifiesta a través de los órganos y el ritmo y la amplitud de la respiración) influye en el equilibrio ácido-base de nuestro organismo.  La práctica asidua del yoga que beneficia el funcionamiento de los pulmones y otros órganos internos, beneficia también el equilibrio químico de nuestro cuerpo.

1 comentario:

Ruben Revillas dijo...

Escelente articulo Joaquin. Gracias y un abrazo. R